Relatos De Terror “Germán”

Relatos De Terror “Germán”

En esta ocasión te voy a presentar algo de, relatos de terror “Germán”. Hola yo soy Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexical Baja California, México y lo que me sucedió tal vez sea algo difícil de creer, se que mucha gente no cree en este tipo de cosas. Espero que les guste mi historia y que a ni uno de los lectores les sucedan de estos relatos de terror.

Mexicali es una ciudad agrícola rodeada por fábricas y ganaderías, yo estoy viviendo en el centro de la cuidad y mi hermano vive a las afueras. Era un fin de semana como cualquier otro y fuimos a jugar fútbol, después del juego visitamos a nuestros padres que viven cerquita de mi casa y nos pusimos a platicar.

En mi casa tenia plaga de cucarachas y la tuve que fumigar, y les pedí permiso a mis padres para poder quedarme en su casa, en eso mi hermano se ofreció para prestarme su casa ya que él y su familia saldrían de vacaciones a la playa y me pidieron que les cuidara a un cachorrito que acababan de comprar.

Relatos De Terror German

Cuando Me Quede Solo

Me gusto mucho la idea y estaria cuatro días en casa de mi hermano; esa noche dormimos todos en su casa, la casa era grande con cinco habitaciones, dos baños, un gran estudio de dos plantas y un bello jardín. Era una hermosa casa en realidad, el único inconveniente es que estaba en las afueras de la cuidad donde la noche se vuelve más oscura y fría, todo estaba tenebrosamente cobijado de un silencio escalofriante.

A unos pasos de la casa hay un campo de algodón y generalmente hay muchos animales. Antes de irse se despidieron muy rápido ya que el tiempo se les hechaba encima y apenas si les alcanzaba para irse rápido; Nos despedimos y en eso mi sobrina se me queda viendo y me abraza diciendome:

“No juegues con Germán porque te puede lastimar es algo pesado y bastante enojón”

Relatos De Terror German

 

Mi primer día en la casa

Me quedé inquieto unos segundos pensando a que se refería pero al poco tiempo me di cuenta de que hablaba de su perrito, me sentí aliviado al pensar en eso y entré a la casa. Al entrar todo parecía normal, les tengo que decir que no era la clase de casa típica en la que uno se queda tranquilo y a gusto. Realmente extrañaba mi casa y mi cama, ya en la tarde salí a trabajar y regresé como a las 11 de la noche más o menos. había sido un día de trabajo duro, llegué muy cansado y ni siquiera pensé en comer, me fui a acostar y me quede profundamente dormido.

Ya en la madrugada sentí un leve cosquilleo en mi oreja y me desperté, estaba todo muy oscuro apenas la luz de la luna alumbraba por la ventana y no podía ver muy bien, y me di cuenta de que la puerta del cuarto no estaba bien cerrada y afuera de ella se podía ver una sombra a pesar de la oscuridad. No era la sombra de una persona, en realidad era una sombra dispareja. y aún en la oscuridad, pude distinguir que había algo ahí realmente. No me anime a investigar, así que me cobije por completo algo asustado y trate de dormir.

Relatos De Terror German

Al siguiente día, no se porque razón, desperté muy tarde. Casi siempre me despierto entre 7 u 8 de la mañana pero ese día desperté a la 1 de la tarde y ya no pude ir al trabajo ya que ese día me tocó trabajar el turno matutino. Le Hable rápidamente a mi jefe y le inventé una excusa y como ya no tenía nada que hacer fui a la cocina a comer, tenía mucha hambre. En eso me acordé del perrito, no le había dado nada de comer y me asusté poniéndome a buscarlo inmediatamente.

 

Faltando al trabajo y buscando al perro

Para sorpresa mía la puerta de atrás estaba abierta y sentí un escalofrió recorrer mi cuerpo y pensé que alguien se pudo haber metido desde anoche. Pensé también que el cachorro sa la mejor se salio desde anoche y salí corriendo a buscarlo. No lo encontré y regresé a la casa preocupado por lo que mi sobrina sentiría por su cachorro y me puse a comer. Conforme pasaba el tiempo me sentí muy cansado, sin energías, no enfermo, sino cansado y me fui a la cama y me recosté la mayor parte del tiempo pensando que le diría a mi hermano y sobre todo a mi sobrina por su perrito.

Relatos De Terror German

En eso escuché unos ruidos en la planta baja, pensé que alguien se había metido, después creí que tal vez era el cachorro y baje rápido y como ya estaba oscuro intenté encender la luz, en esa casa al oscurecer todo se ponía más oscuro de lo normal y muy tenebroso. Por alguna razón las luces no encendían, no sé si era cuestión del apagador o algo o un apagón. Salí de la casa a revisar los fusibles de la luz y parecían estar bien, cuando entré todo estaba tenebrosamente a oscuras, y se escuchaban ruidos de algo que caminaba adentro de la casa.

No me asuste, estaba bien seguro de que era el perrito que andaba por ahí. Así que me metí a la casa sin miedo a oscuras a buscar alguna vela o linterna, lo que fuera que me ayudara a ver. En la mesa principal había un par de velas con aroma de mi cuñada, las prendí y me puse a buscar al cachorro, en eso escuché unos pasitos, pero ahora se escuchaban en la planta de arriba. Con algo de miedo empecé a subir por las escaleras, y cuando termine de subir volteo hacia el frente y en ese mismo instante todo quedó cubierto por un silencio sepulcral, mi cuerpo se quedo inmóvil, incapaz de dar un paso y mi corazón se aceleró a tal extremo que parecía que se me iba a salir y apenas podía respirar con dificultad.

Relatos De Terror German

 

La aparición de Germán

No lo podía creer, la misma sombra que vi la noche anterior estaba parada frente a mí en completo silencio, ahora si estaba seguro de estarla viendo. Tenía una vela en la mano y la sombra estaba frente a mi desafiante, no supe que hacer, quede completamente petrificado. No pude pensar en nada, fue como si ese ser se hubiera apoderado de mí, en eso sentí algo detrás mío. Algo que me acarició el oído y me tocó el hombro. Estaba aterrado, en eso algo inexplicable hizo que reaccionara y salí corriendo.

Con lágrimas en los ojos bajé las escaleras como pude, confieso que ese momento se me hizo eterno y la vela se apagó a la mitad de la escalera y como pude salí de la casa. Corrí unos 4 kilómetros hasta llegar con los vecinos y antes de hablar con ellos agarre aire y me tranquilice. Ya más tranquilo pensé en lo que le diría a mi hermano, no se si me creería lo que viví en su casa, así que decidí no contarle lo que me había pasado y le hable solo para decirle que no había luz y que el cachorro se había perdido.

Relatos De Terror German

Le dije que se había ido la luz y que llamaría a un eléctrico en la mañana, él me dijo que no había problema, entonces fue cuando le dije que el cachorro se había perdido y el me contestó que no. Que Nicole, mi sobrina, se lo había llevado a la playa con ellos, por qué no quería dejarlo con su amigo imaginario Germán.

Por cuestiones obvias ya no dormí ahí esa noche, me fui a un hotel a pasar la noche y los siguientes 4 días no pude descansar bien, estuve enfermo. Bueno amigos gracias por haberse tomado el tiempo de leer mi anécdota, espero que ni uno de ustedes se tope con algún Germán, la verdad no es nada agradable.

Fuente: http://www.pasarmiedo.com/historias/historias-reales/2557-german

 

Esto fue uno de los relatos de terror “Germán”

Posts Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *